La prostituciГіn ha dejado de ser un medio Con El Fin De eludir de la Isla a travГ©s de el matrimonio desplazГЎndolo hacia el pelo se reduce a la tradicionalista transacciГіn econГіmica

17
Feb

La prostituciГіn ha dejado de ser un medio Con El Fin De eludir de la Isla a travГ©s de el matrimonio desplazГЎndolo hacia el pelo se reduce a la tradicionalista transacciГіn econГіmica

Temas

El jdate ayer posee muchas lГ­ВЎminas para MarГ­a sobre la Caridad. En la sobre ellas es la dichoso esposa de un italiano desplazГЎndolo hacia el pelo en la una diferente una joven reciГ©n advenimiento a La Habana sin solamente que su personal organismo. En los aГ±os de vida 90 fue de las primeras jineteras que aprovechГі la liberaciГіn de el dГіlar de mostrar sus servicios. En la actualidad, viuda, abuela desplazГЎndolo hacia el pelo radicada en la Isla cree que “el establecimiento ha cambiado y no ha transpirado casi nadie busca un prГ­ncipe azul”.

“Lo que yo hacГ­a, igual que demasiadas diferentes jГіvenes cubanas, era mГЎs un servicio sobre compaГ±Г­a y no ha transpirado pocas veces se decГ­a sin intermediarios la tarifa”, recuerda hoy por hoy en la conversaciГіn con 14ymedio en su apartamento sobre El coto, comprado hace unos aГ±os cuando decidiГі regresar a la Isla. La muerte sobre su consorte, un milanГ©s que se enamorГі de la novia “en Durante la reciente salida”, la llevГі a coger la decisiГіn.

MarГ­a de la Caridad cree que el comercio de la prostituciГіn “se ha vuelto fuerte, directo, carente agudeza” en la Isla. “primeramente sabГ­amos diferenciar cuando era un usuario que querГ­a solo la noche del que podГ­amos flanquear durante todo su trayecto en Cuba, establecer una comunicaciГіn y quizГЎs terminar en un casamiento. No obstante ahora, desde el primer segundo queda claro que resulta una transacciГіn econГіmica”, diferencia.

Las caracterГ­sticas del comercio cubano, donde tener dinero no significaba acceso a muchos productos o a de mГ­ВЎs grande cifra en el caso de las racionados, provocaron una mutaciГіn en la prostituciГіn

El Gobierno mantuvo extremadamente controlada la prostituciГіn, que consideraba una lacra capitalista

Mediante programas sobre reinserciГіn social a lo largo de las primeras dГ©cadas sobre la RevoluciГіn, No obstante con el PerГ­odo particular se convirtiГі en la recurrente desagГјe de la miseria.

Las caracterГ­sticas del sector cubano, donde tener dinero no significaba acceso a bastantes artГ­В­culos o a de mГ­ВЎs grande cifra en el caso sobre las racionados, provocaron la mutaciГіn en la prostituciГіn. La “dama sobre compaГ±Г­a” buscaba las privilegios de generales, ministros desplazГЎndolo hacia el pelo otros dirigentes.

A partir sobre los 90, amplias porciones sobre Cuba, igual que la playa sobre Guanabo al este sobre La Habana, se convirtieron en epicentro de jineteras desplazГЎndolo hacia el pelo clientes a las que se veГ­a ir desplazГЎndolo hacia el pelo acudir, a pesar de el control policial. Han sido los aГ±os de vida en que ellas, la mayorГ­a de estas veces, negociaban sin intermediarios con los turistas. Muchas terminaron casadas con extranjeros y no ha transpirado emigraron.

“En MilГЎn conocГ­ a varias cubanas que habГ­an vivido igual y no ha transpirado nos apoyamos demasiado en esos primeros aГ±os”, cuenta MarГ­a sobre la Caridad. “En la modo que pasГі el lapso y fuimos practicando casa, nos llamГЎbamos a nosotras mismas las abuelas jineteras”, explica con humor.

El panorama ha cambiado demasiado desde las tiempos de MarГ­a sobre la Caridad. La concurso es mayor con las pingueros, que ofrecen al completo arquetipo de servicios a hombres desplazГЎndolo hacia el pelo mujeres. Igualmente, las proxenetas desplazГЎndolo hacia el pelo la reclusiГіn en casas de citas “complican su situaciГіn”, opina esta cubana que en ocasiones intercala tГ©rminos en italiano. “En la actualidad las chicas poseen menos independencia desplazГЎndolo hacia el pelo hallar un buen marido es excesivamente trabajoso en esas condiciones”.

Los proxenetas desplazГЎndolo hacia el pelo la encierro en casas de citas “complican su situaciГіn”, opina. “En seguida las mujeres poseen menos independencia desplazГЎndolo hacia el pelo encontrar un buen marido serГ­В­a excesivamente trabajoso en esas condiciones”

A pocos metros sobre su casa, dos jГіvenes se preparaban este sГЎbado de salir hacia la calle 23 a uno de los clubes estatales que son asiduo aspecto de coincidencia dentro de prostitutas y clientes. Mara y Karla, nombres ficticios de este reportaje, poseen 17 desplazГЎndolo hacia el pelo 19 aГ±os respectivamente. Ambas se conocen de las tiempos de la educaciГіn media y no ha transpirado la mГЎs mozo estГЎ preparГЎndose para este anualidad entrar a la universidad.

Las dos jГіvenes emplean las novedosas tecnologГ­as, igual que las chats desplazГЎndolo hacia el pelo algunas aplicaciones sobre citas, de quedar con extranjeros que pasan ocasionalmente por La Habana

“al completo queda aclarado desde el principio y no ha transpirado se establece un importe. El novio sabe que nunca se alcahueterГ­a sobre amor, sino sobre un poquito de entretenimiento, y no ha transpirado Con El Fin De mГ­ serГ­В­a un auxilio econГіmico importante”, explica Karla, quien lleva dos aГ±os de vida en el “negocio”.

“Un sector trascendente de estas hembras, educadas e instruidas, se marginalizacomme demasiadas de ellas cuentan con un entrenamiento tГ©cnico o profesional desplazГЎndolo hacia el pelo su historia individual y no ha transpirado familiar las colocarГ­a en la orientaciГіn mГЎs favorable en la vida social”, explica la doctora en sociologГ­a Velia Cecilia Bobes. “Se observa igualmente un marchas en los valores de las jГіvenes, quienes empiezan a ver en la actividad sobre la jinetera una tarea normal, un forma mГЎs sobre ganarse la vida desplazГЎndolo hacia el pelo la estrategia de sobrevivencia ante la crisis”.

Mara y Karla han rematado sortear, Incluso Hoy, a los proxenetas porque gestionan las contactos directamente. “No obstante demasiadas de estas que estГЎn en este local prefieren tener mГЎs defensa desplazГЎndolo hacia el pelo contar con alguien que las represente, busque al turista desplazГЎndolo hacia el pelo pudiese ayudarla si la cosa se pone fea”, opina.

“Un sector significativo de estas mujeres (“educadas e instruidas”) se marginalizacomme muchas sobre ellas cuentan con un entrenamiento tГ©cnico o experto y su vida individual desplazГЎndolo hacia el pelo familiar las colocarГ­a en una posiciГіn mГЎs favorable en la vida social”

El proxenetismo serГ­В­a uno de los principales delitos relacionados con el intenta de usuarios y recurre, en la generalidad sobre los casos, a la violencia, la intimidaciГіn y no ha transpirado las drogas Con El Fin De lograr beneficios econГіmicos explotando, especialmente, a hembras. “Por la ocasiГіn me va bien sola y trato de no ponerme en situaciones de bastante riesgo”, seГ±ala Karla.

El proxenetismo desplazГЎndolo hacia el pelo la prostituciГіn de individuos se encuentran penados en la Isla, aunque la prostituciГіn serГ­В­a alegal. Las autoridades cubanas mantienen controles policiales, especialmente acerca de las mujeres, a quienes multan o deportan si proceden sobre otra provincia. En casos peores, son internadas en granjas de labor de acontecer “reeducadas”.

El sueГ±o sobre Mara y no ha transpirado Karla es ahorrar una cosa de dinero Con El Fin De montar de el estado, pero nunca creen que puedan proceder igual que MarГ­a sobre la Caridad, sin intermediarios a travГ©s de un cliente. “Lo Гєnico que quiero serГ­В­a que me paguen desplazГЎndolo hacia el pelo se vayan porque no me Claro casГЎndome con un adulto que sabe que me dedico a esto. Cuando salga de Cuba harГ© borrГіn y cuenta novedosa y Ahora podrГ© emprender a investigar la pareja por amor”, explica la mГЎs mozo. Karla asiente: “Esto serГ­В­a un negocio. Nunca existe estima ni planes de el futuro, se prostituciГіn solo sobre sexo desplazГЎndolo hacia el pelo dinero”.

El aparato sobre 14ymedio estГЎ comprometido con elaborar un prensa asentado que refleje la certeza de la Cuba profunda. Gracias por acompaГ±arnos en este dilatado itinerario. Te invitamos a que continГєes apoyГЎndonos, pero esta vez haciГ©ndote falo de 14ymedio. Juntos podemos continuar transformando el diarismo en Cuba.